Moción por el Cierre de los CIE en Madrid

La Asamblea Madrid Libre de CIE ha realizado dos propuestas por el cierre, la primera, en la aplicación Madrid decide. Después arrancó un proceso infructuoso de negociación con el Ayuntamiento, donde el texto que se discutió fue el que se incorpora más abajo, bloqueado por el PSOE. En el día de hoy tendrá lugar una rueda de prensa en la puerta del Ayuntamiento de Madrid (Cibeles 1), para dar cuenta de este proceso y el estado de la cuestión de las mociones en el resto del Estado.

MOCIÓN AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Tras años de trabajo constante realizado por las diferentes organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, en general, y de los derechos de las personas migrantes, en particular, se ha conseguido visibilizar la realidad de los Centros de Internamiento de Extranjeros (en adelante, CIE) y denunciar la opacidad e impunidad que los rodea.

Fruto de dicho trabajo se presenta hoy este texto en el Ayuntamiento de Madrid, a fin de iniciar un camino firme hacia un cambio de paradigma en las políticas de migración y extranjería, que comporte dejar de entender la inmigración como un problema para pasar a concebirlo como un derecho y como un fenómeno social complejo y consustancial a cualquier sistema social de cualquier época histórica. En este propósito constituye un primer paso, fundamental, reclamar firmemente el cierre de los CIE.

El actual marco normativo de la UE obliga al Estado a expulsar (o regularizar) a las personas que se encuentran en situación irregular. Así se establece, en efecto, en la Directiva 2008/115/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, relativa a normas y procedimientos comunes en los Estados miembros para el retorno de los nacionales de terceros países en situación irregular (BOE núm. 348, de 24 de diciembre de 2008), conocida como Directiva de Retorno. Pero el artículo 15.1 de esta misma norma, cuando regula el internamiento previo a la expulsión, por una parte, exige que se adopten “con eficacia otras medidas suficientes de carácter menos coercitivo”; y, por otra parte, dispone su carácter potestativo, al establecer que “los Estados miembros podrán mantener internados a los nacionales de terceros países que sean objeto de procedimientos de retorno. Por lo tanto, si bien es posible, no es en absoluto obligatorio que el Estado español o cualquier otro estado de la UE cuente con ningún CIE. Con respeto escrupuloso a la legislación europea vigente, mañana, con mayoría social y voluntad política, se pueden cerrar todos los CIE.

Esta posibilidad torna en obligación, cuando se constata (1) que los CIE resultan ineficientes e innecesarios desde el punto de vista de la función que les ha sido encomendada; y (2) que en los CIE españoles se vulneran los derechos más básicos de la personas internas.

1. Aún en los términos de la actual política migratoria (que, no obstante, según se ha indicado, habría que reconsiderar), los CIE resultan ineficientes e innecesarios. Del total de personas internadas en 2014, 7340 según datos del Ministerio del Interior, tan sólo 3483 personas fueron efectivamente expulsadas, lo que supone un 47% del total. La mayoría de las personas que sufren el brutal internamiento, por tanto, son puestas en libertad y no expulsadas. Los datos demuestran que la medida se emplea de forma abusiva, internado indebidamente a personas que per sé no son expulsables, y que por otro lado resulta ineficaz. Pero, además, el internamiento de personas extranjeras, a efectos de su expulsión, resulta innecesario, habida cuenta que, según datos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras en 2014, 11817 personas fueron expulsadas y devueltas a sus países de origen y tan sólo 3483 fueron expulsadas desde CIE, de lo que se desprende que que cerca del 70% de las deportaciones no se realizan desde los CIE . Es ésta una tendencia que ha ido en aumento estos últimos años; algo similar ocurrió ya en 2013, cuando, según datos del Gobierno, fueron expulsadas y devueltas a sus países de origen 4.726 personas procedentes de CIE y 6.462 procedentes de comisaría. Sin cambiar, por tanto, un ápice de los objetivos y principios de las políticas de extranjería se podrían cerrar los CIE con carácter inmediato y el impacto en los flujos migratorios sería prácticamente inexistente.

A todo esto se suma la conveniencia de tener en cuenta los altos costes que se están destinando a la detención, internamiento y deportación de personas migrantes. El Ministerio del Interior ha reconocido un gasto de 8.8 millones de euros anuales destinados a la gestión de los CIE, a los que deben sumarse los 11.985.600 euros presupuestados en el año actual para la ejecución de los vuelos macro de deportación entre otros gastos relacionados. El coste medio por persona internada, a pesar de que no hay datos públicos, se sitúa en los 100 euros diarios, sin contar el coste de las infraestructuras. Un gasto sin duda excesivo para los fines pretendidos.

2. Pero la razón fundamental para exigir el cierre de los CIE es que, al margen de que su propia existencia pueda considerarse contraria a los Derechos Humanos, como así lo confirman varias sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)1 en las que se reconoce que determinadas condiciones de internamiento vulneran el art.3 del CEDH (prohibición de la tortura o los malos tratos o tratos inhumanos o degradantes), resulta probado que en estos centros se vulneran sistemáticamente los derechos más básicos de las personas internas. Las vulneraciones, tal y como ha reconocido el propio Gobierno, no han cesado con la aprobación del Reglamento 162/2014, por el que se regula el reglamento de funcionamiento y régimen interior de los centros de internamiento de extranjeros, aprobado por Real Decreto el 14 de marzo de 2014 (BOE núm. 64 de 15 de marzo de 2014). El Reglamento no ha comportado ningún tipo de mejora en la garantía de los derechos de las personas internas, entre otras razones, porque no ha limitado el amplio margen de arbitrariedad atribuido a los directores de los CIE, y porque ha hecho caso omiso de aspectos esenciales que habían tratado de garantizar las resoluciones de los diferentes Jueces de Control.

Los CIE constituyen espacios opacos en los que no se garantizan adecuadamente derechos tan básicos como la salud física y psicológica, la educación o la identidad; pero tampoco derechos fundamentales como son los derechos a la vida personal y familiar, a la intimidad, a la integridad física, al acceso a la justicia, o incluso, a la propia vida. Las personas privadas de libertad en un CIE, pero también las de su entorno -familia y amistades- padecen una situación personal extremadamente dolorosa. En este punto, se hace necesario, igualmente, remarcar que en los CIE se sigue internando a personas con graves enfermedades físicas y psíquicas mermando las posibilidades de recibir atención médica especializada y continuar con los tratamientos. Y este padecimiento, como también las vulneraciones de derechos, son más graves aún en el caso de las mujeres. Como afirma la Asociación para la Prevención de la Tortura, las mujeres se enfrentan a mayor vulnerabilidad y riesgo que los hombres . Se ha probado que, entre las mujeres encerradas en los CIE, hay embarazadas, víctimas de trata, posibles solicitantes de protección internacional, o madres que, al ser expulsadas, dejarán en España a sus hijas/os. También se ha demostrado que las mujeres en los CIE, lejos de recibir una atención adecuada a sus circunstancias, son objeto de todo tipo de discriminaciones y abusos directos e indirectos.

Es en este punto dónde no podemos olvidar a Samba Martine, mujer internada en el CIE y que murió el 19 de diciembre de 2011 en el CIE de Aluche, precisamente, por falta de una asistencia social y sanitaria adecuada. Sin olvidar tampoco a las otras personas fallecidas en el resto de Centros de Internamiento del Estado; Mohamed Abagui, Idrissa Diallo y Aramis Manukyan,

Finalmente, no podemos obviar la conexión que existe entre el uso de controles policiales basados en perfiles étnicos, los vuelos de deportación y la práctica de expulsiones sin las debidas garantías jurídicas, tanto desde comisarías como desde los CIE. En primer lugar, los controles basados en perfiles étnicos son ilegítimos, discriminatorios, racistas e injustos, vulneran derechos fundamentales, atentan contra la dignidad y contra el derecho a la libre circulación de las personas, e incumplen los criterios fijados en la legalidad vigente, socavando los principios del Estado de Derecho. Siendo como son ilegales, tienen el mismo carácter injusto por cuanto producen segregación social, levantan fronteras internas y potencian la diferenciación social entre la población autóctona y la extranjera. Debido a ello, generan un imaginario estigmatizador que relaciona migración y delincuencia, presentando a la población migrada como malhechores y enemigos, siempre bajo sospecha, lo que origina xenofobia y racismo social. La alta frecuencia de los controles refuerza la sensación de inseguridad y provoca una alarma social fabricada artificialmente, degradando la convivencia y la cohesión social en los barrios. Por su parte, en los vuelos de deportación no se garantizan los derechos fundamentales de las personas deportadas. La prueba más evidente es que el Protocolo de Deportación de Ministerio del Interior, de 2007, autoriza a la sedación forzosa de las personas que van a ser deportadas, así como a su inmovilización con bridas, cuerdas o esposas, cuando no con camisas de fuerza. Finalmente, también interesa poner de manifiesto el uso, cada vez más generalizado, del procedimiento de expulsión en 72 horas desde Comisaría (las llamadas expulsiones exprés), siendo un mecanismo que limita severamente las garantías procesales. Este tipo de expulsión genera una fuerte indefensión, entre otras cosas, porque no siempre es posible la asistencia letrada durante la detención, porque el breve plazo de tiempo con el que se cuenta puede vulnerar la tutela judicial efectiva (art.24.1 CE), y porque no se realiza una valoración individual de las circunstancias particulares de la persona. Por tanto, resulta imprescindible entender que el procedimiento de expulsión forzosa exige, en todo caso y cuanto menos, defensa letrada y revisión jurisdiccional de la propia orden de expulsión (que ha podido ser dictada años atrás).

Este Ayuntamiento, en su condición de institución más cercana a la ciudadanía, debe posicionarse contra estas y cualesquiera otras prácticas o legislaciones que vulneren derechos protegidos por el Derecho internacional de los derechos humanos y por la propia Constitución Española. Ciertamente, los ayuntamientos y entes locales, en tanto que espacios políticos de proximidad entre la ciudadanía y las instituciones, deben fomentar el desarrollo de la democracia y la igualdad en el ejercicio de los derechos, por lo que, tomando en cuenta los principios de proximidad y subsidiariedad, deben reclamar la garantía de los principios y derechos constitucionales e internacionales.

De ahí que, a la luz de los antecedentes descritos, se presenta esta moción, y se solicita la aprobación de los siguientes acuerdos por parte del Pleno municipal:

ACUERDOS

Acuerdo previo.- Manifestar el compromiso del Ayuntamiento en trabajar por la erradicación del racismo en su ciudad y para garantizar la igualdad de derechos y oportunidades para todos sus ciudadanos

Primero.- Manifestar el compromiso de emprender medidas municipales en base a la legalidad y competencias existentes, con el objetivo de garantizar que ninguna persona sea identificada y detenida por cuestiones raciales y privada de libertad por el sólo hecho de encontrarse en situación administrativa irregular. En base a ello se comunicará a los diferentes cuerpos policiales que actúan en la ciudad, de forma escrita y mediante los organismos de coordinación existentes, la oposición de este Ayuntamiento a la identificación basada en perfil racial, la detención y traslado a los CIE de ningún vecino del municipio.

Segundo.- Incluir en los convenios con las empresas adjudicatarias para el transporte público un compromiso de garantía del derecho a la movilidad de todas las personas, mediante un uso de las redes de transporte público que no se vea perturbado por identificaciones raciales. Instar a que las funciones derivadas del cumplimiento de la normativa vigente de los servicios de transporte no devengan en sanciones relativas a la situación administrativa de residencia

Tercero.- Instar al Gobierno del Estado español a que inicie un proceso que conduzca al cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros; y a que, en concreto, en el plazo más breve posible y en los primeros seis meses desde el inicio de la legislatura, acuerde el cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche (Madrid) y se comprometa a la no apertura de nuevos CIE.

Cuarto.- Instar al Gobierno a que cesen las deportaciones exprés, mediante las cuales la policía deporta a vecinos del municipio bajo un régimen de detención de 72 horas, sin previo aviso y sin que, en muchos casos,medie ningún tipo de asistencia letrada.

Quinto.- Instar al Ministerio de Interior para que derogue, por vulnerar los derechos fundamentales de vecinos del municipio, el Protocolo por el que se establecen las normas de actuación en las repatriaciones y en el traslado de detenidos por vía área y/o marítima o cualesquiera otro protocolo que permita, entre otras medidas vulneradoras de derechos, la sedación forzosa, la inmovilización mediante camisas de fuerza,bridas o correas de las personas que van a ser deportadas.

Sexto.- Instar al Ministerio de Interior para que no se realicen deportaciones en vuelos colectivos, en los que se ha constatado un gran número de situaciones de vulneración de derechos, tanto en el procedimiento que se emplea para completar las plazas de cada aeronave, como en los propios vuelos.

1 Tabesh c. Grecia AA c. Grecia

Madrid Ciudad Libre de Centros de Internamiento para Extranjeros

5 medidas para hacer de Madrid una ciudad libre de Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) donde todas las personas tengan derecho a residir sin ser perseguidas.

APOYA LA PROPUESTA EN ESTE LINK

La libertad es un valor fundamental y aspiramos a que este sea el principio sobre el que construir una nueva ciudad. Como vecinas organizadas en asamblea Madrid Libre de Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) solicitamos que el Ayuntamiento se pronuncie como ya han hecho otras ciudades como Barcelona o Valencia.  En el caso de Madrid la vergüenza es doble si cabe, pues el actual CIE se encuentra edificado en el último edificio de la Cárcel de Carabanchel (su enfermería), una Cárcel cuya memoria han tratado de borrar los anteriores gobiernos, es necesario convertir el CIE en un centro para la memoria histórica dentro de la cual, tristemente, se han abierto hueco.

1) Instar a una votación en el pleno del ayuntamiento con el objetivo de declarar a Madrid Ciudad Libre de Centros de Internamiento para Extranjeros. Los CIE pueden ser cerrados pues la Directiva de Retorno europea no contempla la obligatoriedad de su existencia. Es necesario un posicionamiento municipal claro para instar al gobierno central a su clausura.

2) La ciudad de Madrid puede construirse como modelo de inclusión, garante de los Derechos Humanos y de la dignidad de las personas. Para ello, no puede albergar en sus barrios ningún CIE y debe erradicar las prácticas discriminatorias. Durante años se ha documentado vulneraciones de Derechos en su interior, evidenciándose: falta de acceso a una defensa legal efectiva, de información respecto al derecho a solicitar Protección Internacional (aun cuando se estima que el 80% podrían solicitar estatus de refugiado), así como la presencia de malos tratos y abusos, atención sanitaria deficiente (que ha tenido consecuencias fatales como el fallecimiento de Samba Martine), hacinamiento y condiciones insalubres, el internamiento de menores o de víctimas de trata a las que no se ha brindado la protección. Las consecuencias humanas del internamiento en CIE se definen por el dolor, la ruptura de familias y de historias de vida, la pérdida de empleos ahondando en la precariedad, las reacciones de estrés y de temor ante la posibilidad de salir a la calle y exponerse a una detención arbitraria.  El CIE está vinculado con las redadas policiales que sirven para llenarlos, miles de sanciones y decretos de expulsión, así como vuelos de deportación que tienen su razón de ser en la discriminación racial y administrativa de las personas*.

Para poner en marcha un nuevo modelo de ciudad es necesaria la creacción de un grupo de trabajo municipal junto con organizaciones sociales y vecinales encargado de la promoción del cierre efectivo del Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche, la vigilancia para que no se proceda a la apertura de ningún otro centro de estas características y, finalmente, trabajar para la trasformación del actual CIE de Aluche (antigua enfermería de la Cárcel de Carabanchel) como un espacio para la difusión y la investigación de la memoria histórica de la guerra y la postguerra civil, tal y como reclaman los/as vecinos/as del barrio.

3) Erradicación de la situación de estancia administrativa irregular, otorgando con el empadronamiento un documento acreditativo válido para justificar ante las autoridades que así lo requieran una certificación de estancia autorizada, válido en toda la localidad y en aquellas localidades con las que se establezcan acuerdos de reciprocidad*.

4) Creación de una oficina observatorio para la defensa de los derechos de las personas en situación de especial vulnerabilidad, encargada del seguimiento y la elaboración de informes, la solicitud de información a diferentes instituciones y la elaboración de recomendaciones. Dentro de estas situaciones de especial vulnerabilidad se encontrarían las personas hasta ahora en situación administrativa de residencia irregular: a) En el caso de este colectivo se habilitaría un portal de denuncias ante prácticas de potencial racismo y xenofobia, especialmente en lo que atañe al racismo institucional: como identificaciones por perfil étnico o posibles abusos policiales en la localidad. b) Al mismo tiempo, este observatorio instará a las autoridades de la policía nacional a emitir informaciones relativas a las detenciones en comisaría de aquellas personas empadronadas en Madrid a las que se pretenda deportar. De esta forma, desde el observatorio se podrán facilitar medidas para garantizar el acceso a una defensa legal.

5) Evaluación y mejora de los recursos municipales de cara a desarrollar actuaciones que faciliten la incorporación de las personas que actualmente se encuentran en situación de estancia irregular, son solicitantes de asilo o recién llegados:  encaminados, por ejemplo, a la información y agilización de sus procesos administrativos, apoyando la conformación de proyectos de autoempleo cooperativos por parte de este colectivo. Asegurar la autonomía personal real de las personas afectadas y su empoderamiento ciudadano desde el impulso de los programas de desarrollo comunitario en los barrios de la ciudad.

* Puedes leer más texto completo en: https://www.dropbox.com/s/x90mxsp02b5ezlj/CIE_1_Ampliado.pdf?dl=0) 

Acta Asamblea 13 septiembre 2015

Pequeño debate sobre grado de colaboración o integración en la asamblea de Refugidxs o trabajar en paralelo, se habla  de dar tiempo a ver que rumbo toman las asambleas.

Revisión del acta de la primera asamblea. Acciones concretas para el cierre del cie

Desde Sos traen la propuesta de enviar petición al ayuntamiento, utilizando la herramienta que pone en funcionamiento el próximo martes 15 de septiembre a través de la web del ayuntamiento de Madrid, las propuestas que reciban suficientes avales (50000) se sometarán a votación y de ser aprobadas el gobiernos municipal asumirá su puesta en marcha.

El texto de la petición se leyó y comentó en la asamblea, queda pendiente hacer algunos retoques al texto para subir la petición y pensar en acciones concretas para impulsar la campaña de la petición y recogida de firmas.

Se acuerda el nombre de esta asamblea “Madrid libre de Cies” (tengo duda de si es en plural)

C. se encargará de poner en funcionamiento blog y twitter para la asamblea

Se hablará con un grupo de diseñadores  para crear un logo

Se plantean estrategias de comunicación para dar a conocer la petición al ayuntamiento.

Se habla de la necesidad de empezar un calendario de charlas por los barrios.

Y comprometer a otras organizaciones con posicionamientos claros con el tema CIE.

Queda convocada la próxima asamblea para el domingo 27 de Septiembre a las 17:30 en Matadero Madrid.

Asamblea 5 julio (inicial)

1ª Asamblea Abierta Madrid Libre de CIE:

Nos reunimos el 5 de Julio en el Campo de la Cebada (la Latina) a las 12 del mediodía, en torno a 40 personas en el momento más álgido, de diferentes organziaciones.

En primer lugar se realiza una breve presentación para recordar que esta convocatoria surgió tras la concentración de la semana de lucha 15J, que tuvo lugar en Sol el 20 de julio. Como una forma de hacer del día contra los CIE todos los días del año hasta su cierre.

Hubo una presentación colectiva y posteriormente un debate para fijar los objetivos y compartir inquietudes, aportamos a continuación el consenso tomado en esta asamblea incial y, después, algunas líneas temáticas que se discutieron, sin llegar a ser consensos:

CONSENSO:

  • Generar un espacio vecinal que siga los principios del 15J, acciones descentralizadas que se propagan por todos los ámbitos de la sociedad para difundir la realidad del CIE* y promover posicionamientos (desde diferentes ámbitos de la cultura, de la sociedad, de la política) hasta su cierre inmediato y sin condiciones**.

*Entendemos el CIE como una institución que nos sirve para informar de toda la política represiva que hay en torno al sistema de deportación (fronteras, redadas, deportaciones, racismo insitucional), así como las vías de apoyo y solidaridad mutua.

** Entedemos que hay un momento de oportunidad siguiendo ejemplos como el de Barcelona y la campaña Tanquarem, así como cambios institucionales. Sin embargo, este es un proceso lento, que no toma sólo la acción en las instituciones sino de base social y larga duración que logre la suficiente fuerza para llevar a cabo sus objetivos.

  • Próxima asamblea: 13 de septiembre, 12 del mediodía, lugar: por confirmar (posiblemente Matadero). Todas quedamos encargadas de mover la convocatoria para que llegue a más grupos, organizaciones y asociaciones.

  • Crear dos canales de comunicación (listas de correo): una lista de trabajo (por ejemplo, por dónde mandamos este acta o discutimos temáticas) y otra lista de difusión, ésta última totalmente abierta y por la que circulará todo tipo de diusión sobre este tema, las organziaciones que trabajan, etc. Desde la lista de trabajo irermos definiendo las formas de difusión de la convocatoria del 13 de septiembre o adelantado ideas. No es un espacio de toma de decisiones, sólo de comunicación o propuesta, las decisiones se tomarán el 13 de septiembre.

  • En la asamblea del 13 de septiembre se marcarán objetivos estratégicos para esta incipiente asamblea, una de las herramientas más interesantes será la de los pronunciamientos (por ejemplo, que las organziaciones diversas -asociaciones de vecinos/as, AMPAS, gente del mundo de la cultura…), en forma de firmas de un comunicado (aún por realizar) o bien mediante fotografías y carteles… la idea es que los pronunciamientos sirvan también como forma de sumar más personas a la asamblea y a la visibilización del rechazo a estas instituciones. Como el tema de los pronunicamientos determinan con quién se vincula o cómo a la asamblea, se decidirá en Asamblea a qué organziaciones queremos llamar para que se sumen (ver debate en torno a la política para enterder este punto). Para ello podemos ir trabajando desde ya poniendo el nombre de las organziaciones… que se nos ocurra en la siguiente lista: https://docs.google.com/document/d/1IvNoY6_rQDPsYpmxVAUHJc0euCpPlcpaz5q3-I9M9Tg/edit?usp=sharing

  • Otra tarea pendiente será fijar un nombre a esta asamblea.

  • La asamblea abierta de madrid libre de CIE (nombre por definir) es un espacio de coordinación de los vecinos/as, no es una institución u organización sujeta a ser representada (o reducida a una personalidad), es decir, esperamos no encontrar personas que digan que “vienen como representante de la asamblea de madrid”. Esto evitará muchos problemas como la identificación de la asamblea con tal o cual partido, organización o persona, que restaría su plurarilidad y traiciona su lógica abierta e inclusiva.

Algunas notas sobre el debate (no consensos, puede estar incompleto, bienvenido comentarios, matices…):

Suerge la relación entre la Asamblea y los partidos policos o el Ayuntamiento. En términos genreales se comenta que será necesario un especial cuidado y seguimiento para que no se produzcan apropiaciones, o intentos de representación. Se irá puliendo y comentando en las próximas asambleas.

Surge demandas de mayor formación e información, así como de guías y manuales de difusión. Se madará por la lista de difusión organizaciones, textos y materiales trabajados previamente por otros grupos.

Necesidad de actuar dando a poyo a los casos concretos. En este sentido se apoyará el trabajo de las organziaciones que ya trabajan en torno a los CIE.

Necesidad de crear “una palanca social de cambio” que genere movilización de base para hacer del cierre no una medida política puntual sino todo un proceso social que haga viable e irreversible el cierre.